Apellidos de España

En la época medieval, surgió un sistema patronímico similar a la que todavía se utiliza en Islandia. Por ejemplo, Álvaro, el hijo de Rodrigo sería nombrado Álvaro Rodríguez. Su hijo, Juan, no se llamaría Juan Rodríguez, pero sí Juan Álvarez. Con el tiempo, muchos de estos se convirtieron en apellidos patronímicos y son algunos de los nombres más comunes en el mundo de habla española. Otras fuentes de apellidos son la persona o el hábito, por ejemplo, Delgado ("fino") y Moreno ("piel oscura"), ocupaciones, por ejemplo, Zapatero ("zapatero") y Guerrero ("guerrero"), y la ubicación geográfica o el origen étnico, por ejemplo, Alemán ("alemán"). En España y en los países de habla española (por ejemplo, México, Puerto Rico, Cuba, Guatemala, Nicaragua, Colombia, El Salvador, República Dominicana, Perú, Chile, Ecuador, Panamá y Venezuela), la gente tradicionalmente tiene dos apellidos: el primer apellido es el paterno, heredando el apellido paterno del padre, mientras que el segundo apellido es el materno, heredando el apellido paterno de la madre. En la mayoría de situaciones sólo se utiliza la primera. En algunos casos, cuando el nombre de una persona y el nombre de la familia son muy comunes (por ejemplo, en José Luis Rodríguez Zapatero, y Mario Vargas Llosa), se utilizan los dos apellidos (aunque no necesariamente los dos nombres de pila). En España, una nueva ley aprobada en 1999 permite a un adulto poder cambiar el orden de sus apellidos, y los padres también puede cambiar el orden de los apellidos de sus hijos si ellos (y el niño, si es mayor de 12) están de acuerdo.

Tradicionalmente, en la mayoría de los países, y en la actualidad en España, Chile, Uruguay y Argentina, las mujeres, al casarse, mantienen sus propios apellidos. Se considera de mala educación hacia su familia por una mujer cambiar su apellido. Las mujeres de clase alta de Cuba y España tradicionalmente nunca cambian sus apellidos. En algunas raras ocasiones, una mujer puede llevar su apellido paterno seguido por el apellido paterno de su esposo vinculado con "de". Por ejemplo, una mujer llamada Ana García Díaz, al casarse con Juan Guerrero Macías, podría llamarse Ana García de Guerrero. Esta costumbre, que se inició en la época medieval, está en decadencia y sólo tiene validez jurídica en la República Dominicana, Puerto Rico, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Honduras, Perú, Panamá, y en cierta medida, en México (donde es opcional pero se está volviendo obsoleto), pero está mal visto por la gente en España, Cuba y otros países.

Dependiendo del país, los apellidos de la familia pueden o no estar vinculados por la conjunción ("y"), ("i" en Cataluña), ("de"), ("del", cuando la siguiente palabra es masculina) o ("de la", cuando la siguiente palabra es femenina). A veces un padre transmite sus apellidos combinados, creando así un nuevo ejemplo, el apellido paterno del hijo de Javier (nombre de pila) Reyes (apellido paterno) de la Barrera (apellido materno) puede convertirse en el nuevo apellido paterno Reyes de la Barrera. "De" es también la partícula nobiliaria que se utiliza con apellidos de españa.

En los países hispanoamericanos las mujeres casadas suelen mantener el apellido de la familia seguida de "de" (que denota propiedad: "'s" o "de") y luego el apellido del marido. Por ejemplo María Martínez López, cuando se casó con Josué Vásquez Hernández sería entonces María Martínez de Vásquez. Sin embargo, este uso está cayendo en desuso. En el Perú y la República Dominicana, las mujeres normalmente conservan los apellidos de la familia después de casarse. Por ejemplo, si Rosa María Pérez Martínez se casa con Juan Martín de la Cruz Gómez, se llama Rosa María Pérez Martínez de De la Cruz, y si el marido muere, ella se llama Rosa María Pérez Martínez Vda. de De la Cruz (Vda. es la abreviatura de viuda, "la viuda", en español).

La ley en el Perú cambió hace algunos años, y todas las mujeres casadas pueden mantener sus apellidos de soltera o si quieren, pueden utilizar también el apellido de su marido después de su nombre de soltera, añadiendo el "de" antes del apellido de su marido. En Ecuador, una pareja puede elegir el orden de los apellidos de sus hijos. La mayoría elige el orden tradicional (por ejemplo, Guerrero García en el ejemplo anterior), pero algunos invierten el orden, poniendo el apellido paterno de la madre y el apellidos paternos del padre (por ejemplo, García Guerrero en el ejemplo anterior). Dicha inversión, si es elegido, debe ser la misma para todos los hijos del matrimonio.

En Argentina, por lo general sólo un apellido, apellido paterno del padre, se usa y se registra como en los países de habla Inglesa. Sin embargo, es posible utilizar tanto el nombre paterno y materno. Por ejemplo, si Ana Laura Melachenko y Emanuel Darío Guerrero tuvieron una hija llamada Adabel Anahí, su nombre completo sería Adabel Anahí Guerrero Melachenko. Las mujeres, sin embargo, no cambian su apellido al contraer matrimonio y continúan usando su apellido de nacimiento en lugar de los apellidos de la familia de su marido. Sin embargo, hay mujeres que optan por utilizar la vieja costumbre española de colindar "de" y el apellido paterno de su marido a su propio nombre. Por ejemplo: si Cristina Fernández Kirchner se casa con Felipe, podía quedarse con su nombre de nacimiento o ser Cristina Fernández de Kirchner y Cristina Kirchner.

En Cuba y en Nicaragua, tanto hombres como mujeres llevan sus dos apellidos (primero el de su padre, y en segundo lugar el de su madre). Ambos son igualmente importantes y son obligatorios para cualquier documento oficial. Las mujeres casadas nunca cambian sus apellidos originales por el de su marido. Incluso cuando emigran a otros países en los que esta es una práctica común, muchas prefieren adherirse a su patrimonio y mantener su apellido de soltera.

En los pueblos de Cataluña, Galicia y Asturias (España) y en Cuba, las personas son a menudo conocidas por el nombre de su vivienda o apodo familiar colectivo en lugar de sus apellidos. Por ejemplo, Remei Pujol i Serra, que vive en Ca l'Elvira se conoce como "Remei de Ca l'Elvira", y Adela López Barreira, que es parte de la familia "Provisores" se conoce como "Adela de Provisores".

¿Qué es un apellido?

El apellido o linaje es el nombre oficial que va a continuación del prenombre. También se le llama nombre de familia, para que no se elige, sino que en los países que se usa uno, que son la mayoría, viene dado por que trae la familia del padre. En los países en que se utilizan dos, el orden vien...

Leer artículo completo

La Heráldica y la Preheráldica

La Heráldica La heráldica, o ciencia del blasón, es la ciencia y arte auxiliar de la historia que estudia específicamente el uso sistemático de emblemas hereditarios plasmados sobre un escudo de armas, su composición y su significado. Es una de las ramas del conocimiento que han p...

Leer artículo completo

Nacimiento de la Heráldica (1125-1150)

Pero en un contexto caracterizado por la revolución feudal y el creciente protagonismo de la figura del caballero, la identificación personal de éstos al campo de batalla se convirtió clave. El escudo, el arma defensiva básica y el elemento personal más visible del caballero en combate, bien at...

Leer artículo completo

Escudo de armas y Blasones

Un escudo de armas (también llamado armo o, simplemente, escudo) es una representación simbólica de personas o entidades que se deriva de la práctica medieval de pintar diseños sobre el escudo y sobre las ropas de los caballeros para permitir la identificación en la batalla y más tarde en las j...

Leer artículo completo

Torneos y Batallas

La razón de ser de un caballero es librar batallas. La batalla le permite probar su valentía a través de sus encuentros y los rescates recogidos sobre los vencidos aumentaban sus bienes materiales. En un comienzo no hay gran diferencia entre el desarrollo de una batalla y el de un t...

Leer artículo completo

Heraldo

Para los grandes señores, el rol del escudero tomó progresivamente una dimensión diplomática y se especializó en la función del heraldo. Desarmados, sin valor de rescate, se benefician de inmunidad diplomática, y pueden desplazarse libremente para asegurar su misión, incluyendo los campos de ba...

Leer artículo completo

Heráldica en la sociedad

Representante de una identidad Las figuras pintadas en el escudo, establecidas y enunciadas por los heraldos, dan origen a la heráldica. La heráldica es esencialmente la ciencia de los heraldos, y su origen no se puede comprender sino a través de su rol. El primer elem...

Leer artículo completo

La Nobleza y las armas

La composición de un blasón representó gráficamente la situación de un titular de acuerdo con un cierto orden social, entre los siglos XIII y el XIX. El estudio del blasón supuso un cierto conocimiento de la sociedad y de su organización en nobleza, rangos, órdenes y costumbres. Sin...

Leer artículo completo

Nobleza y Armorías

En Francia, la Asamblea Constituyente decreta el 19 de junio de 1790 la supresión de la nobleza (como estatuto de la persona) y de sus atributos reales o supuestos: títulos de dominio, privilegios, órdenes de caballería, armo y libertades. Prohibidas por un tiempo, las armo fueron restauradas a...

Leer artículo completo

Muebles

Los muebles están emparentados con las piezas y las figuras. De hecho, a menudo se considera que no son más que figuras de tipo geométrico, mientras que las figuras propiamente dichas se refieren a realidades y objetos del mundo natural, artificial o fantástico; algunos de estos objetos son defin...

Leer artículo completo

Piezas

Una pieza es una carga que, colocada sobre el campo del escudo, lo limita mediante líneas geométricas de partición. En las representaciones esculpidas, ya veces en el diseño, las piezas sobrepuestas se suelen representar con un efecto de relieve en comparación con el campo, siempre llano, en un...

Leer artículo completo

Timbres

Un timbre es un símbolo que se pone sobre los escudos de armas para indicar cuál es el grado de nobleza de la familia o de la población. En la heráldica cívica catalana se coronan los escudos genéricamente con coronas murales de pueblo, villa, ciudad, comarca y veguería o provincia, excepto si ...

Leer artículo completo

Blasonamiento

El blasonamiento es el hecho de blasonar-es decir, disponer, describir e interpretar los escudos de una familia, una ciudad, etc., Según las reglas y la terminología propias de la ciencia heráldica o del blasón. Esta descripción se lleva a cabo según un orden muy riguroso e indica los diversos ...

Leer artículo completo

Esmalte Heráldico

En heráldica, el esmalte es la coloración del campo del escudo o de una partición determinada, o el fondo de una pieza, un mueble o una figura. Hay tres clases de esmaltes: los metales, los colores y los forros. Se rigen por unas reglas estrictas y tradicionalmente, cuando no se podían represen...

Leer artículo completo